Ansiedad

Qué es la ansiedad?

La ansiedad es, en muchas circunstancias, una respuesta normal que se produce cuando una persona percibe una posible amenaza. Su función es protegernos, haciendo que evitemos la situación, salgamos corriendo o luchemos. Así pues, por una parte, los síntomas relacionados con la ansiedad tienen una función adaptativa.

ansiedad

En ocasiones, sin embargo, el sistema de respuesta a la ansiedad se ve desbordado y funciona incorrectamente. La ansiedad es desproporcionada con la situación, e incluso a veces, se presenta en ausencia de cualquier peligro. La persona se siente paralizada con un sentimiento de indefensión y poco a poco se produce un deterioro del funcionamiento psicosocial y fisiológico.

Consideramos que cuando la ansiedad se presenta en momentos inadecuados o es tan intensa y duradera que interfiere con las actividades normales de la persona, entonces se la considera como un trastorno.

 

Tipos de Ansiedad

Trastorno de ansiedad generalizada:
Se trata de una tensión crónica aún cuando nada parece provocarla. Esta preocupación o nerviosismo excesivo es casi diario y se diagnostica como tal cuando tiene una duración mínima de seis meses.

Trastorno de pánico:
El paciente experimenta crisis recurrentes de angustia que surgen espontáneamente. Se trata de una ansiedad aguda y extrema en la que es frecuente que la persona que la padece crea que va a morir. Estos ataques repentinos de miedo intenso no siempre tienen una causa directa. En ocasiones, los pacientes que sufren este trastorno desarrollan angustia a experimentar el próximo ataque, lo que llamamos “miedo a tener miedo” (ansiedad anticipadora).

Trastorno fóbico:
Trastorno que tiene como rasgo esencial la presencia de un temor irracional y persistente ante un objeto específico, actividad o situación con la consecuente evitación del objeto temido. Por ejemplo, el miedo a volar, a los pájaros o a los espacios abiertos.

Trastorno obsesivo-compulsivo:
Se trata de pensamientos o acciones no voluntarios que el paciente no puede dejar de pensar o hacer para no generar ansiedad. En todo caso, el sujeto reconoce el carácter absurdo de sus pensamientos o acciones. Por ejemplo: lavarse las manos cada poco rato.

Trastorno por estrés post-traumático:
Se da en aquellos casos en los que se presentan secuelas psicológicas desagradables tras el impacto de un trauma emocional, un accidente, una violación, etc. Se caracteriza por los recuerdos persistentes del suceso traumático, un estado emocional con exaltada vigilancia y la reducción general de interés por los sucesos cotidianos.

ansiedad 

Debes saber que…

Es más normal de lo que crees (al menos 1 de cada 4 personas la presenta)
Es una consecuencia de vivir por mucho tiempo con estrés, desconectado de ti.
Está en tu vida para que te des cuenta de que así no puedes seguir.
Tiene un mensaje, un sentido, un por qué…

 

Cómo podemos ayudarte?

En psicoterapia acompañamos al paciente en el proceso de conocimiento del por qué de su ansiedad. Esto supone una liberación, un darse cuenta de lo que estamos haciendo mal, un abanico de posibilidades para el cambio…y en todo esto, el terapeuta te guía, te ayuda, te calma.