Muchas parejas acuden a terapia de pareja porque se encuentran en un momento de "crisis"... discusiones sin ningún acuerdo, falta de comunicación o diálogo, incapaces de ponerse en el lugar del otro, rígidos, orgullosos...

A veces la situación es de una enorme tristeza porque ha aparecido la infidelidad: qué tiene ella que no tenga yo? cómo volver a confiar en mi pareja? realmente lo he perdonado? Estas son las preguntas que oímos en nuestra consulta.

Terapia de pareja

Es frecuente que las dificultades en el sexo aparezcan a la par de los problemas de pareja. En otros casos, los problemas sexuales han existido desde el inicio de la relación empeorando con los conflictos del día a día. Hablamos de la eyaculación precoz, impotencia, falta de deseo, vaginismo... Estos problemas no los dejamos de lado, interviniendo en ellos si el paciente se encuentra preparado para que nos preguntemos lo que está ocurriendo en este área.

Otras veces las parejas llaman para pedir una cita porque la relación ha perdido un objetivo que les mantenía unidos: un embarazo que no llega, una adopción que no se produce, la pérdida de un hijo, etc. Esto genera desavenencias, distanciamiento, apatía o depresión que recae en el otro miembro de la pareja.

La terapia de pareja puede destinarse a resolver si seguir adelante o no con un proceso de separación. Una forma conciliadora y constructiva de ver el final de la relación, o bien volver a intentar vivir juntos desde otro modelo de vida.

En terapia intervenimos sobre los dos miembros, y en algunas sesiones citamos individualmente a cada uno por separado, facilitando así la expresión de emociones y pensamientos acerca del otro.

De esta forma entendemos el caso de manera global y desde diferentes vivencias, pudiendo ayudar a la pareja a comprenderse y así comunicarse de un modo más eficaz, empática, recuperando aquello que les unió. Si tu pareja y tú deseáis poneros en manos de un psicoterapeuta, contacta con nosotros.

parejas-dos