El violador «oportunista» de San Fermín

El pasado jueves, el «chupinazo» marcaba el arranque de una de las fiestas más importantes de nuestro país. No sólo eso, también es una de las más multitudinarias. Una marea de pañuelos rojos reflejan la asistencia masiva de personas. Y es en este contexto, que los psicólogos califican de «facilitador», en el que se han registrado cuatro denuncias por violación y una de tentativa, a las que se suman siete más por tocamientos. ¿Qué ocurre en Pamplona horas antes de lanzarse a correr delante de los toros? LA RAZÓN consulta a varios psicólogos para que lo analicen.

Enlace a la noticia

Kasia, víctima de la violencia de género: “No he tenido fuerza ni para llorar”

"Soy fuerte y voy a aguantar". Lo dice Kasia que hace menos de un mes recibió 12 puñaladas de su exmarido. Salvó la vida de milagro y acaba de salir del hospital Puerta de Hierro. Fue en su casa de Navacerrada y hoy ha querido dar la cara en Telemadrid para que su caso sirva en la lucha contra la violencia de género.

Enlace a la noticia.

En la mente del violador: así es y así actúa

Ana, 23 años. Era sábado por la tarde y había salido con sus amigas a pasárselo bien a una de las discotecas de moda de la capital. Entre bailes y muchas copas, conocieron a unos chicos. Parecían majos. Invitaron a un par de rondas. A las cuatro de la mañana cerró el local y todos salieron en dirección a sus casas. Dos de ellos se ofrecieron a acompañar a Ana y a su amiga Julia a la calle principal para que cogiesen un taxi, ya que era muy tarde. Julia se subió al primer coche que llegó. Ana tardó más en volver a casa, pues fue empujada al callejón y violada por sus dos nuevos amigos. Esos que estaban velando por su seguridad, escoltándola hasta el taxi como auténticos caballeros.

Enlace a la noticia