Atentado en Barcelona ¿Realmente no tenemos miedo?

Pero, como indica la psicóloga sanitaria y forense, Timanfaya Hernández, «es cierto que muchos salieron a la calle ese día para reflejar que siguen adelante, para normalizar una situación, pero no debemos olvidar que todos estos hechos también tienen un punto morboso, de curiosidad, que ocurre siempre». Hernández vivía muy cerca del tren cuando ocurrieron los atentados del 11-M y no olvida cómo «horas después del atentado decenas de personas se acercaban a la calle Téllez para ver cómo habían quedado los vagones».

Enlace a la noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*